Vallas para piscinas comunitarias y urbanizaciones ¿Fijas o desmontables?

21.04.2020

El vallado para piscinas se ha consolidado como uno de los recursos más efectivos a la hora de mantener la seguridad del entorno de una piscina. Este tipo de soluciones son especialmente populares en aquellos casos en los que se comparte el espacio con más vecinos, como es el caso de las urbanizaciones o de las piscinas comunitarias.

No obstante, en el momento de escoger entre las diferentes opciones que existen en el mercado, es habitual que surjan las primeras dudas. Entre ellas, la necesidad de escoger entre las vallas para piscina fijas o desmontables, que permita una mayor flexibilidad en el momento de adaptarse nuestras necesidades.

Dependiendo de la instalación por la que nos decantemos, contamos con la opción de instalar una valla fija o una valla desmontable.

A continuación, te contamos cual puede ser la adecuada para una piscina comunitaria.

Vallas fijas para piscina, todo lo que tienes que saber.

Las vallas fijas para piscina son una de las opciones que, comúnmente, se han ganado un lugar dentro de las piscinas comunitarias. Su instalación está anclada al suelo de manera permanente. Su fórmula es especialmente destacada para todos aquellos casos en los que se desea contar con una protección durante todo el año, con independencia de la temporada y del uso que se va a realizar de la piscina en las diferentes épocas.


A la hora de decantarnos por este tipo de opciones, es importante tener bien claro cuál es el modelo correcto por la que queremos optar. Aspectos tales como el estilo de la urbanización, las posibles ampliaciones que se pueden llevar a cabo en la piscina o en las inmediaciones del entorno va a ser especialmente relevantes. A su favor, es especialmente importante destacar que en espacios como las urbanizaciones o las piscinas comunitarias su uso es aconsejable, gracias a la seguridad que proporcionan.

Vallas desmontables para piscina, apostando por la versatilidad

Pese a que inicialmente pueden parecer una opción que no encaja con todo tipo de estilos, la realidad es que su gran ventaja la encontramos en la amplia versatilidad. Gracias a que permiten su instalación y desinstalación en cada momento, las vallas para piscina desmontables permiten adaptarse en todo momento a las necesidades y al contexto de la situación. Una de las más solicitadas es la valla Beethoven, fabricada en poliéster elástico que aporta el equilibrio perfecto entre protección y estilo para tu piscina.

Las vallas de piscina desmontables están realizadas, en la mayoría de los casos, de malla o de red, como es el caso de la valla Beethoven citada anteriormente.Sin embargo, en los últimos años ha existido un fuerte crecimiento de su demanda, como consecuencia de la capacidad que tienen para adaptarse a las necesidades de cada cliente, con independencia del tipo de piscina.


Una de las principales dudas que surgen a la hora de optar por este tipo de opciones es la facilidad con la que se pueden montar y desmontar. En este sentido, conviene saber que dependiendo del tamaño de la misma, serán suficientes unos cuantos minutos para poder tenerla lista para su uso.

Reglamentación de vallados de piscinas comunitarias.

En España no existe una legislación estatal que regule la seguridad de estas instalaciones. Son las comunidades autónomas y las de vecinos las que establecen unas normas básicas de seguridad y acceso a estos recintos. En ellas, la obligación de un sistema de protección que impida el acceso sobre todo de los pequeños, es uno de los puntos en los que más consenso existe, siendo la valla el elemento al que suelen recurrir en la mayoría de los casos.

Estos son en resumen, los aspectos imprescindibles que debe cumplir el vallado de una piscina:

  • Las puertas deben disponer de cierre de seguridad automático para evitar que en ningún caso se quede abierta por descuido. (IMPRESCINDIBLE en piscinas comunitarias)
  • El sistema de apertura y cierre de la valla de la piscina no puede ser accesible ni manipulable por un niño.
  • La valla de piscina y todos los elementos que la componen no pueden ser lesivos por si solos, las piezas estarán fabricadas con el objetivo de evitar cortes y heridas en caso de que el niño intente saltarla.
  • La piscina debe quedar completamente cubierta en todo su perímetro ya sea por la valla de seguridad en su totalidad o por la valla y los muros que contienen.
  • La altura mínima de la valla de piscina debe ser de 1,20 m desde el suelo.
  • La valla de piscina no debe contener elementos que faciliten sobrepasarla, como travesaños o barrotes horizontales

En Hipervallas, contamos con vallas para piscinas tanto fijas como desmontables que se adecuan perfectamente a los requerimientos de cada comunidad. Contáctanos y nuestros expertos te asesoraran.