Valla de Jardín ¿Cómo elegir la adecuada?

28.05.2019

El Jardín resulta una de las áreas más especiales de nuestro hogar. En él pasamos momentos de encuentro con familiares y amigos, donde nos damos un respiro buscando tranquilidad y descanso. A la hora de delimitar su espacio, sea en su zona interior o para separar el jardín del exterior del hogar, el elemento más funcional a utilizar es un vallado para jardín.

Existe una cantidad de elementos muy variados a tener en cuenta a la hora de realizar el vallado del jardín por los que hay que tener claros ciertos criterios para evitar confusiones, pérdidas de tiempo y gastos inadecuados de dinero.

¿Por qué colocas la valla?

Aunque parezca algo simple, es de suma importancia tener claro el objetivo por el cual se desea vallar una zona de tu jardín. No resulta lo mismo hacer una división entre el patio y la calle con opacidad total a querer realizar un laberinto interior. Lo mismo si se desea crear un efecto decorativo en combinación con macetas y flores.

El tipo de superficie

Este criterio entra dentro de la lista de los fundamentales a la hora de planificar el vallado de tu jardín. Debemos diferenciar si será en tierra o de lo contrario en hormigón o ladrillo. También es importante saber si la zona a vallar posee desniveles o es plana. Todas estas características te permitirán elegir el material de la valla más apto y la dificultad de instalación de la misma.

Material del vallado

La elección del material para el vallado del jardín va a depender de nuestros gustos y de los requerimientos específicos que necesitemos. Para esto hay que conocer ciertas características que poseen los 3 materiales más usados:

Valla de madera: Tiene una variada posibilidad de decoración. Dependerá de la madera que lo constituya y los productos aislantes utilizados, como la pintura o el barniz, para saber su vida útil. Su punto débil es el mantenimiento, ya que suele deteriorarse más a menudo por las inclemencias climáticas. Las vallas de madera de jardín pueden encontrarse en variadas formas y tamaños, generalmente se usan como delimitador del espacio interno como pueden ser caminos o laberintos.

Valla de metal: Permite una personalización más específica en lo decorativo. En lo que a resistencia significa, la valla de jardín metálica puede durar muchos años pero necesita una restauración más recurrente. Su instalación puede ser su punto más débil ya que no resulta demasiado fácil y por lo general se debe contar con personal adecuado. La utilización más habitual es para delimitar de forma segura zonas de tránsito con el jardín.

Valla de PVC (Policluro de vinilo): Es un material de larga duración y resulta el más eficiente de los utilizados en la fabricación de vallas y cercados para exteriores. No se oxida ni se pudre. Requiere de un mínimo mantenimiento. Se puede colocar de manera fija o móvil. La valla para jardín de PVCdependiendo de su funcionalidad puede obtenerse en formato "Abierto", que permite la visión entre la valla y lo que ocurra del otro lado o de "Ocultación" si se desea una intimidad absoluta.

Para su adaptación a la superficie existen de distintas dimensiones y en lo que refiere a lo decorativo pueden encontrarse en distintos colores, incluso en acabado simil madera como nuestro modelo Ciclope. Su principal ventaja es la fácil instalación con el objetivo que lo realices tu mismo.

En Hipervallas somos expertos en vallas de exteriores. Tenemos un amplio catálogo que puede adaptarse a las diferentes necesidades. Mira nuestro catálogo y solicita un presupuesto personalizado. ¡Contacta con nosotros!